Organizar despedida de soltera: 5 estereotipos

organizar-despedida-soltera-5-estereotipos-2

Estereotipo 1.

Yo conozco a Juan, y él me organizará mejor la despedida.

La elección de agencias es difícil y ocupa mucho tiempo: hay que llamar, escribir, analizar, además tomar decisiones como en qué empresa se puede confiar. Mejor encontrar algún amigo que tiene cercanía a este círculo de servicios y pedírselo directamente a él. No importa que no tenga ni idea de organizar, o no piense tomarse la más mínima molestia en reservar, pero “es mi amigo de la infancia, y no puede fallarme, seguro que me conseguirá todo bueno y barato”.

Resultado: precios triplicados (puede ser no por culpa de tu amigo, sino por la empresa que lo engañó), el restaurante peor imposible, menú penoso, tu grupo descontento, te hacen reproches, te baja el humor, y ya tienes un amigo menos.

Solución: tienes que separar todo lo personal y tomarte este problema seriamente: buscar, analizar calidad, experiencia, garantía de los servicios, ideas y posibilidades de realizarlos.

Estereotipo 2.

Empresa que no me exige ninguna norma y responde “Sí” a todas mis peticiones.

La empresa que no me pone normas y promete cumplir cualquier capricho es ¡la mejor empresa del mundo! Claro que te prometen todo para conquistarte. La empresa que promete cumplir cualquier capricho actúa para coger el máximo de clientes posible, cobrar, o en este caso robar tu dinero, y olvidarse de ti. ¿Te garantiza la entrada a la discoteca mas solicitada de la ciudad yendo en cualquier estado o con cualquier aspecto? ¿Puede ser que el que te está prometiendo la entrada es dueño de esta discoteca o por lo menos algún socio? Si no, las reglas son iguales para toda la gente.

Resultado: tú, siguiendo instrucciones falsas, te quedas sin dinero, sin la prometida noche magnífica, con tus amigos furiosos, que no saben a quién culpar, a ti o a “ese cabrón” que te engañó.

Solución: no pensar que existe alguna empresa seria que no pida seguir algunas normas a tu grupo, porque las normas son iguales para todos.

Estereotipo 3.

Siempre la mejor agencia es la que cobra más barato por los servicios.

Está claro que pagar demasiado no garantiza que sea una buena empresa, pero los precios deben ser razonables, no hay que pensar mucho, hay que tener simplemente un poco de sentido común, y entender por ejemplo que un menú no puede valer 7€, ni una limusina 3€ por persona, es un engaño.

Resultado: servicios horribles, penosos, el tiempo prometido para cada servicio, la mitad, el humor baja, el dinero, aunque no demasiado, perdido.

Solución: comprende que nadie trabaja gratis, borra esta agencia con precios inadecuados de tu agenda.

Estereotipo 4.

Aunque me organiza la despedida de soltera una empresa, igual el dolor de cabeza es mío.

Algunos de nosotros somos tan perfeccionistas, que no podemos dejar de pensar en cada detalle, dar vueltas en la cabeza de que algo va mal y nos programamos para un desgraciado final para decir después:”Lo sabía!”

En este caso te damos el consejo más simple y a la vez complicado, ¡elige bien la agencia! Mejor que pensar lo que puede ocurrir después, ¡pensar antes!, porque cuando ya has elegido, poco puedes cambiar. Si no te has equivocado de empresa, tendrás suerte de que no deberás preocuparse de nada y no tendrás que molestarte en llamar para controlar cada detalle. Todo estará reservado a su tiempo, puesto en marcha, hablado y concertado.

Resultado: si has elegido bien la empresa organizadora de despedidas de soltera, te conseguirán las reservas y cumplirán todos los servicios acordados perfectamente y sin necesidad de estar encima controlando, te darán todos los servicios a su tiempo. Las preocupaciones no te ayudaran, te vas a agotar para nada.

Solución: elegir correctamente la agencia. En este tema tan amplio os recomendamos leer el artículo “Como evitar problemas al organizar una despedida de soltera“.

Estereotipo 5.

La mejor empresa tiene muchos artistas en su página web.

Muchas web tienen hasta cien fotos de artistas. Pero no significa nada, al menos nada bueno. Habitualmente una empresa organizadora de despedidas en una ciudad trabaja con un número de artistas que va desde 5 hasta 10 artistas en cada género concreto. ¿Por qué? Simplemente para proporcionar un salario digno para cada uno de sus artistas. Cada empresa tiene una estructura básica, el resto son fotos derrochadas para sorprenderte o manipular tu opinión. Muchos de estos artistas no han trabajado ni una sola vez con esta empresa.

Resultado: promesas, promesas… Luego te dirán “Es que está enfermo…” y punto.

Solución: no te vendas por el número de imágenes, mejor presta atención a otras cosas. Pide también siempre foto por correo del sustituto. En caso de que el artista no pueda venir, el sustituto tampoco, y además el nuevo artista (¿3º ya?) no cumple los criterios mínimos esperados (hablando coloquialmente, penoso), pide devolverte el dinero, te han engañado sin ningún tipo de escrúpulos.

Conclusión.

Tómate tu tiempo, y antes de nada analiza bien las distintas empresas organizadoras de despedidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *